Gobierno intervine con Vida Mejor municipio de Texiguat

*Don Santos y Doña Filomena los primeros en recibir una vivienda con todos los servicios básicos*

“Doy gracias al gobierno, al señor Juan Orlando Hernández, que es el presidente que está viendo por la pobrería, doy gracias a Dios que ha venido un gobierno de salud, de todo a todo, doy gracias a Dios”, el agradecimiento de Don Santos Hernández tiene un motivo especial, la próxima semana estará en su nueva casa.

Don Santos de 91 años de edad y su esposa Filomena quien se encuentra postrada en su cama, viven temporalmente en la deteriorada casa de bahareque propiedad de su hijo Guillermo, en un caserío en el municipio de Texiguat, pero gracias al programa Vida Mejor su condición cambiará pronto.

Además de la vivienda de esta pareja de ancianos, la instrucción del presidente Hernández al ministro de Desarrollo e Inclusión Social, Ricardo Cardona, es que se atienda a las familias más pobres de la zona y de inmediato se construirán 20 casas, entre esas la de Guillermo, hijo de Don Santos y Doña Filomena.

“Y vamos hacer una intervención fuerte en el municipio de Texiguat porque como usted ve aquí la pobreza es muy grande, vamos a trabajar fuerte en todos estos municipios del sur de El Paraíso, pero con énfasis aquí, hablamos también poner una fábrica de semilla de marañón para industrializarla y que la gente tenga empleo, una intervención integral”, anunció el ministro Ricardo Cardona, durante su visita a Texiguat.

Las viviendas que se entregan a través del programa Vida Mejor, tienen todos los servicios básicos, con filtro de agua, eco fogón y huerto familiar, pero además, en coordinación con las entidades del sector de desarrollo e inclusión social, se continuará desarrollando infraestructura para la cosecha de agua.

Don Santos y Doña Filomena, además de la vivienda recibirán de forma permanente alimento solidario y la asistencia médica tal como lo ordenó el presidente Hernández, con el único propósito de mejorar las condiciones de salud, y cumplir con el mandato de inclusión social a las familias más pobres y sectores postergados del país.